Google Glass, futurista… pero no tanto

Google Glass, futurista… pero no tanto

Google Glass es un concepto diferente a lo que conocemos, aunque ya se ha visto en varias series y películas de Ciencia Ficción, tal vez por eso el atractivo, por sentirnos parte de aquello que vimos y deseamos de chicos sabiéndolo un imposible, pero ahora cerca nuestro.

 

Tan solo con las palabras mágicas “Ok Glass” podemos acceder a un mundo totalmente hiperconectado, delante de nuestros ojos, sin sacarnos la visión, pero accediendo a una infinidad de contenido en modo de realidad aumentada. Saber dónde estamos y qué camino seguir, el estado del tránsito, información de los lugares que estamos viendo, del clima, hacer o contestar llamadas telefónicas, acceso a las redes sociales, sacar fotos y videos, etc. 

gglass4

Pero… aunque nos guste pensar que Google Glass es un producto venido del futuro con el que podremos convertir nuestra rutina diaria en una película de ciencia ficción, la verdad es que algunos de sus componentes son todo menos nuevos. Más específicamente, un chip OMAP 4430 (ARMv7) es el procesador principal a cargo del procesamiento de datos; un componente fabricado por Texas Instruments que llegó al mercado a principios de 2011 en dispositivos como los Motorola Atrix 2, Motorola Droid 2, Samsung Galaxy S II y BlackBerry PlayBook entre otros. Esta, además, no es la única sorpresa “retro” que esconde, dado que como bien ha indicado el desarrollador Jay Lee, la versión de Android en Google Glass es la 4.0.4 Ice Cream Sandwich, disponible desde principios de 2012. Por último, Google Glass incluye 682 MB de RAM en lugar de un más predecible 1 GB.

gglass2

 

A pesar de todo esto no podemos menospreciar un dispositivo basándonos solamente en los componentes internos, y menos todavía si hablamos de un producto de carácter eminentemente práctico como Google Glass. Aunque no me saca el sueño si tenemos en cuenta otro gran ejemplo de hardware teóricamente desfasado como es el chip RAD750 integrado en el Rover Curiosity; un procesador posiblemente más lento que el OMAP 4430 de Google Glass y que el procesador de tu actual teléfono, y que sin embargo le permite corretear por la superficie de Marte. 

Pero mas allá de estos detalles técnicos, hay que tener en cuenta que estamos por ahora ante la primera versión y los equipos entregados son solo para desarrolladores, espero que para la versión que salga al mercado de consumo, mejore un poco algunas de estas características.

 

Ahora los dejo con un sugerente video hecho por la empresa, como para que afilen colmillos… y cuenten cuanto tienen en el chanchito, porque por ahora, está anunciado a unos 1500 Dólares!!!

 

No Comments

Post a Comment